“Atracción Fractal: Revoluciones dramáticas en la Ciencia que hay tras la Espiritualidad”

Atracción Fractal: Revoluciones dramáticas en la ciencia que hay tras la espiritualidad.

Cuando las ondas se organizan en el patrón tipo rosa al que llamamos FRACTAL, crean el origen de todas la fuerzas centrípetas: fuerza de vida, gravedad, percepción, color y extasis/iluminación. Desde el Feng Shui, pasando por medir experiencias cumbre y hasta en las nuevas ciencias energético y biológico-fractales, entendemos como hacer un campo eléctrico fractal en 3 dimensiones. Esto significa que podemos diseñar, literalmente, espacios sagrados y de sanación (como hacían los antiguos), con simples principios de ingeniería eléctrica. Estos campos eléctrico-fractales: generan sanación, reducen el dolor, el electrosmog o la radioactividad y anuncian tecnologías revolucionarias para obtener energía del hidrógeno, para purificar el agua, sanar lagos o recargar cristales para sanar con ellos. Todos estos conocimientos, están basados en mi nueva ecuación para la estructura del hidrógeno… que es, simplemente, como una rosa! La naturaleza hizo a todas las proteinas vivas fractales en su construcción y hasta que no aprendamos a construir casas, hospitales y ciudades con esa geometría de campo eléctrico, continuaremos haciendo sangrar a la fractalidad… que es la definición de todo dolor!

Dan Winter

Graduándose con honores en la universidad de Detroit, Dan realizó estudios en psicofisiología y origenes del lenguaje. Sumado a su trasfondo académico, ha trabajado como analista de sistemas para IBM, en la industria metalúrgica y como cristalógrafo. También ha llevado a cabo estudios que van desde la física cuántica al modelage en el laboratorio espacial del MIT o a desarrollar los prototipos de equipos de biorretroalimentación como protegido del Doctor Albert Axe.

A través de los años, Dan a realizado ponencias sobre la evolución de la consciencia, geometría aurea y lo que él llama emoción coherente, en muchas conferencias a nivel nacional e internacional. A mediados de los 90, sus teorias en Emoción Coherente, inspiraron notables investigaciones, como las del hospital “Millard Fillmore” de Buffalo o las del “Heart Math Institute” de California. Resultados publicados por el Doctor Glen Rein proporcionaron evidencias concluyentes apoyando las teorias de Dan sobre el corazón. Se midió, de un modo totalmente replicable, que el efecto de la ordenación coherente de los armónicos del corazón en los momentos de compasión o amor, causaban una repercusión en el trenzado (programación) del ADN. Explicado de un modo sencillo, lo que se descubrió, es que las emociones afectan directamente a nuestra genética.

Dan Winter ha trazado lineas entre muchísimas fuentes, tanto científicas, dado su entrenamiento académico, como mitológicas, de la cultura popular, e incluso de información canalizada, en busqueda de ideas sobre la profunda interconexión de todas las cosas y sobre como la naturaleza de nuestra propia consciencia puede ser abordada desde la arquitectura o el arte, las matemáticas o la biología, la electrónica o el mito. Con un gran sentido a la hora de trazar puentes entre mundos, Dan tiene un gran talento tanto en la poesía de su lenguaje como en el rigor científico de su mensaje.

El trabajo de Dan en años recientes se ha centrado en demostrar, con la ayuda de una sensacional variedad de gráficos por ordenador , el modo en que las ondas musicales asociadas con las emociones (llamado en inglés ‘sentics’), se vuelven geometría pura.

Entre sus múltiples proyectos, Dan está desarrollando una nueva teoría de la gravedad. Él cree que anidaciones recursivas en las geometrias de campos electromagnéticos es lo que genera la Implosión, o fuerza centrante, a la que llamamos Gravedad. Su teoría puede proporcionar pistas sobre como poder organizar ondas magnéticas largas para reparar el tejido gravitatorio y retener, de ese modo, la atmósfera de nuestro planeta.

 

goldenmean.info

lacajadepandora.org

Anuncios
Entrada anterior
Deja un comentario

3 comentarios

  1. Otro abrazo, Mariet, nada tendrá sentido si no se comparte.

    Me gusta

    Responder
  2. EL “FACTOR CRUSOE” Y EL MUNDO VENIDERO.

    Llamaré “factor Crusoe” a toda propensión a una crisis personal o colectiva que conlleve, en su solución, un cambio en el entorno y en la mentalidad de quienes lo habitan. Esta propensión es un factor psicoide, que podría ser equivalente al concepto de arquetipo junguiano.
    Me explicaré: Robinson Crusoe se escapa de casa, se embarca, naufraga, vuelve a embarcarse, es capturado por unos piratas en cuyo barco pasa dos años y de quienes huye en un bote, llega a Brasil en un buque portugués, se hace plantador, se embarca de nuevo para Guinea y naufraga en una isla desierta. Es el único superviviente. Misión cumplida. Su propensión a la crisis (naufragar adrede) lo ha puesto a solas con la Creación del Altísimo, con el entorno que ha de cambiar, donde sobrevivirá domesticando animales y convirtiendo la tierra baldía en productiva. Y donde colonizará a Viernes, nativo de ese entorno, al que hará a su semejanza.
    La propensión en el ser humano a una crisis personal (caída de Adán o naufragio de Robinson Crusoe) surge en nosotros como una fuerza inconsciente en busca de sentido para nuestras vidas. Una existencia acomodada y consumista, por ejemplo, en la que cada compra supone una forma engañosa de tapar el vacío, estará condenada a esa crisis. El naufragio personal, la caída o expulsión del territorio psicológico conocido, traerá consigo un cambio de mentalidad. El “factor Crusoe” se completará cuando ese cambio afecte al entorno (domicilio, por ejemplo) y se aleccione y seduzca a quienes han de compartirlo (familiares, hijos) con una actitud diferente ante el mundo.

    EN EL INCONSCIENTE COLECTIVO, también surge de lo profundo esa fuerza. Nuestro naufragio como sociedad nos obliga a un cambio de paradigma que ya estamos experimentando. La crisis, económica y espiritual, nos empuja a otra forma de ver el mundo. Nuestros políticos, que hasta ahora han sido nuestros colonizadores, sienten bajo sus pies de barro que el suelo se les mueve, que el sistema tiende al colapso, que una democracia más directa es ineludible al tiempo que la deuda, la “burbuja de deuda” que padece el planeta, no puede crecer permanentemente. El “factor Crusoe” empieza a completarse con un cambio en el entorno, un regreso paulatino a la vida sencilla en el campo, por ejemplo, un mayor respeto ante el medio ambiente y un imparable uso de las energías renovables, tanto por individuos como por grupos. La seducción con el ejemplo, ese cambio en la mentalidad de quienes comparten el entorno, ya es un hecho, aún inadvertido por muchos, pero un hecho.

    Daniel Defoe tan sólo pretendía escribir una novela de éxito. Pero consiguió algo más: la cartografía de un mito. La caída de Adán y el naufragio de Robinson son formas de nacer, de estrenar una nueva era, formas de muerte y renacimiento si se quiere.
    En este mundo globalizado, en el que las maravillas tecnológicas se han mezclado con los peores crímenes e injusticias, hemos aprendido del infierno sobradamente. Ya hemos naufragado adrede. Albergo la esperanza de que la isla o mundo que nos aguarda estará, tarde o temprano, más cerca del Paraíso.

    Ricardo García Nieto

    http://lacomunidad.elpais.com/ricardogarcianieto/2013/11/4/el-factor-crusoe-y-mundo-venidero

    Me gusta

    Responder

Si te apetece, deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: