Efectos de la resonancia schumann 2012 (estado de Amor)

 

 

 

Este video muestra como es el aumento de la frecuencia Schumann y la
compactación de dimensiones, hasta poder ver lo que hay en la 5 dim.

Anuncios

HAY UNA LUZ, Soledad Pastorutti y Alejandro Lerner

 

 

 

 

HAY UNA LUZ
Hay una luz en algún lugar
adonde van los sueños de la humanidad.
Hay una luz dentro de ti
adonde están los sueños que van a venir.Para volver a despertar
no te olvides, nunca dejes de soñar.
Nunca dejes de soñar. (Nunca dejes de soñar).

Hay una luz en algún lugar
adonde van los sueños de la humanidad.
Hay una luz dentro de ti
adonde están los sueños que van a venir.Para volver a despertar
no te olvides, nunca dejes de soñar.
Nunca dejes de soñar. (Nunca dejes de soñar).

Hay una luz que no se ve, brilla desde adentro desde
la niñez.
Hay una luz en algún lugarallí donde los sueños se hacen
realidad.Más allá del sol,
más allá del mar,
mas alla del tiempo
sé que hay un lugar

donde quiero ir
donde quiero estar.
Hoy la fantasía se hace realidad.

Petición mundial del Dr. Wayne Dyer -Meditación-

angel

PETICION MUNDIAL !!!

A todas las personas que sostienen el deseo y la intención suprema, para que reine permanentemente y de modo definitivo el Amor, la Paz y la Alegría.

Con el fin de ayudar a nuestro Planeta y a todos sus habitantes a dar a luz el Nuevo Mundo, pedimos a todos ‘ los creadores de luz ‘, quienes sientan como nosotros la necesidad de hacer el compromiso de vibrar y sostener permanentemente ese estado en su máxima intensidad.

………….. para crear el salto cuántico necesario para darnos a luz a nosotros mismos.

Para hacer este compromiso, sólo hay que decir en voz alta «YO DECRETO AQUÍ Y AHORA HACER REINAR PERMANENTEMENTE EL AMOR, LA PAZ Y LA ALEGRÍA, EN MÍ Y ALREDEDOR DE MÍ, PARA MI MÁS ALTO BENEFICIO Y EL MÁS ALTO BENEFICIO DE TODOS “.

oracion

Luego…. sentir emociones como cuando uno está “enamorado”. Es bueno mantener esta frecuencia de una manera “cuasi obsesiva “, y naturalmente, obrar en consecuencia.

Se pide hacer este compromiso por un mínimo de 21 días para así crear y activar los circuitos neuronales y energéticos necesarios.

Durante estos 21 días, cuanto más veces se repita: ” Soy Amor, Paz, Alegría “, sintiendo, al mismo tiempo, las emociones correspondientes, manifestándolo en nosotros mismos y en nuestro alrededor.

Los resultados serán colosales porque un individuo que vive y vibra en alineamiento con la energía optimista y la voluntad de no juzgar a otros contrapesará la negatividad de 90.000 personas que viven en niveles más bajos de energía. Un individuo que vive y vibra en el alineamiento con la energía de amor y respeto hacia todo cuanto existe contrapesará la negatividad de 750.000 personas que viven en niveles más bajos de energía.

Un individuo que vive y vibra en el alineamiento con la energía de iluminación, alegría, y paz infinita, contrapesará la negatividad de diez millones de personas que viven en niveles más bajos de energía

Doctor Wayne Dyer

TODA LA CREACIÓN AGRADECE POR ADELANTADO TU ENTREGA, QUE TE SERÁ DEVUELTA CENTUPLICADA.

Gracias por compartir esto.

Cualquier traducción respetando la esencia del contenido, es bienvenida.

Muchas Gracias.

Un abrazo.

Blog Asociación Amanece

Terremoto del Alma

 

terremoto

 

 

Se nos  cayeron muros, casas, y muchas cosas materiales a las que lesteníamos  cariño, desaparecieron ante nuestros ojos sin que nada  pudiéramoshacer. Muchos perdimos seres queridos y de un momento a otro  nos sentimos solos y desamparados. 

Tanta importancia que le damos a la  tecnología y nos costó días poder llegara comunicarnos con zonas cercanas y  lejanas. Volvimos a usar el lápiz ymuchos de nosotros nos recriminamos por  no sabernos los números de teléfonos y por no tener más baterías para  comunicarnos.

Claramente no todos teníamos radios a pilas, velas y todo  lo que se nos dice que debemos tener en caso de estas situaciones.  Muchos  edificios no tenían cargados los sistemas de luz de emergencia. Parecía que  nunca íbamos a tener que ocuparlos.

Muchos conocieron a sus vecinos,  con nombre y todo, valoramos a los conserjes y pasaron quizás por primera vez  a ser seres importantes y necesarios. Me pregunto cuántos de ellos habrán  escuchado por vez primera tantas “gracias”.

Todo quedo a oscuras, todo  quedo en silencio, como una invitación a mirar a lo más profundo de nuestra  alma. Cuantos se dieron cuenta quienes eran los que amaban y descubrieron con  sorpresa y tristeza que a lo mejor una relación estaba irremediablemente  rota.

Tuvimos miedo, pena, rabia, nos sentimos frágiles, pequeños y  vulnerables. Todo esto sólo nos lleva a concluir que en esos minutos fuimos  más que nunca verdaderamente humanos. Sin muletas, sin ataduras, sin  dependencias. Desde nosotros tenían y debían salir todas las soluciones. Poco  de lo de afuera nos servía.

La oscuridad nos hacia mirar sombras,  bosquejos, nos invitaba a escuchar latidos, ritmos respiratorios, abrazos,  etc. El glamour no importaba, las “fachas” y las ropas dejaron de importar.  Perdimos pudores, nos volvimos simples, sensitivos, empáticos y  cariñosos.

Volvió el día y comenzamos a ver hacia afuera, todo lo cercano  aparecía ante nuestros ojos y lo lejano se nos hacia inalcanzable. Sabíamos  poco, muy poco de lo que pasaba.

Evaluábamos la realidad de acuerdo a  lo que nos pasó a nosotros, nos faltaba perspectiva. Había miedo,  inseguridad, curiosidad. Ganas de movernos, ansiedad por hacerlo.

No  saber por donde empezar inundaba nuestras cabezas. Los más  ansiosos, empezaron de inmediato, los más calmados muy de a poco. Algo nos  decía que lo que había pasado era grave.

 

La radio, hermoso medio, nunca  paró. Lo poco que sabíamos era por ellos. Gente con temple y valentía que  merece un premio por el coraje de dejar a los suyos por el mandato de servir  a otros traspasando sus propios miedos. Mil gracias a todos ellos. 

El  terremoto, fue como un gran colador que mostró lo mejor y lo peor de nosotros  mismos.

Comenzaba el desafio de recuperar la sabiduría de los que no  saben nada.

Apareció una crisis valórica que esté país hermoso tiene y  que tendremos que revisar cuando ya estemos en pie.

Los chilenos  tenemos que aprender mucho de la solidaridad, de esa que no tiene que ver con  campañas, esa de todos los días.

Nos falta respetarnos más, tolerarnos  más y aceptar que en la empatía esta la verdadera  solidaridad.

Entender que donar cosas no implica hacer un orden de la  casa y sacar lo que no nos sirve. El que haya llegado a la cruz roja un solo  zapato en vez del par, es francamente digno de análisis.

En una  campaña solamente no se muestra nuestra capacidad para dar, eso es de todos  los días. Aquí hubo saqueos con plata y sin plata. Ambos imperdonables y  reflejo perfecto de todo lo anterior. Tal vez esto muestra nuestra falta  de desarrollo espiritual y nuestro extremo apego a las cosas.
Se nos  cayeron las máscaras y los muros, aparecieron nuestras lágrimas, muchas veces  expresadas en cuatro paredes. Aparecieron seres de luz haciendo campañas,  ollas comunes y gestos de solidaridad que sin duda generaron una
sonrisa en  el rostro de DIOS.

El terremoto del alma es el más lento de sanar. No nos  sirve para ello el dinero, la tecnología y tantas otras cosas de las cuales  nos apoyamos.

Todo nos sirve y nos ayuda pero tendremos que pararnos  desde adentro para que lo que construyamos afuera sea de una solidez que el  próximo remezón no sea capaz de botar.
Usemos el humor, la fe y los  afectos, creo que con esto el camino se  hará.

 

Carta enviada a Suzanne Powell

SuzannePowell.es

Soy feliz a pesar de todo ¿y tú?

 

“He vivido lo
suficiente para darme cuenta que si supeditamos nuestra felicidad a que algo
ocurra fuera de nosotros, siempre la estaremos anhelando, indefinidamente, como
un oasis en el desierto, un espejismo que nunca se cumple”

“Ser feliz es dejarse
graduar la vista de nuestra mente, escoger las gafas adecuadas y mirar el mundo
con nuevos y sobre todo BUENOS ojos”
Sarah Gibrán

(Artículo de Sarah Gibrán, mujer que ha superado y trascendido circunstancias difíciles donde las haya como nos relató en este artículo, explicándonos el secreto para ser feliz hoy mismo)

Hablamos de la búsqueda de felicidad a menudo, en libros, anuncios, películas, en los propósitos de año nuevo, en las fechas relevantes…

Ansiamos la felicidad, la deseamos, y pensamos que cuando se den determinadas circunstancias seremos felices, pero ¿qué circunstancias son esas?

  • Tener la pareja perfecta
  • Vivir en una casa de ensueño
  • Que nos toque un gran premio
  • Dejar de fumar
  • (…)

He vivido lo suficiente para darme cuenta que si supeditamos nuestra felicidad a que algo ocurra fuera de nosotros, siempre la estaremos anhelando, indefinidamente, como un oasis en el desierto, un espejismo que nunca se cumple.

La felicidad es una actitud, una forma de afrontar la vida como viene, aceptar el PRESENTE, dejar marchar el pasado y armarse de fuerza para las lecciones, aprovechándolas al máximo.

Buscamos la pareja perfecta, y acaso ¿somos perfectos? … me refiero a la perfección que se nos exige o se nos atribuye , o aquella perfección que mamamos en un manual o se nos inculcó a través de una disciplina militar que no admitíacuestionamientos de ningún tipo.

Ser feliz es dejarse graduar la vista de nuestra mente, escoger las gafas adecuadas y mirar el mundo con nuevos y sobre todo BUENOS ojos .

Observar a nuestra pareja como un maestro o maestra que acepta compartir nuestra vida y nos enseña cada día y se deja enseñar, observar a nuestros amigos y vecinos como compañeros de reparto, maestros, amigos, coleguitas de patio de juegos …

Cada circunstancia en nuestra vida puede enseñarnos algo, aportarnos algo … Una de las cosas que más me conmueven es ver personas que están en circunstancias dramáticas buscar momentos diarios para sonreír y compartir; no deberían existir esas diferencias o esas circunstancias terribles, pero existen, y lo mágico de eso es que mientras unos sólo se quejan, otros asumen el momento tal como es y le sacan lo mejor que tiene, incluso cuando parece que no tiene .

La vida no debe ser necesariamente fácil, y muchas de las cosas que ocurran no las comprenderemos a la primera de cambio, pero podemos tener claro una cosa, SER FELICES DEPENDE DE NOSOTROS, de nuestro ser interno, de nuestra visión, de cada una de nuestras palabras y decisiones, el modo de asumir cada paso y cada consecuencia.

Ser feliz, sentirnos felices es una de nuestras más importante responsabilidades, diría que la principal; asumir nuestra vida, digerir los obstáculos, utilizarlos como resortes, y continuar, sintiéndonos felices por estar vivos, esa es razón más que
suficiente, tener la maravillosa oportunidad de compartir éste momento, en éste SER – planeta increíble, con tantos miles de millones de seres, muchos de ellos desconocidos, pero asombrosos todos …

Ser feliz hoy, ahora, con las personas que tienes al lado, con el tiempo que hace, sintiendo el pulso de vida que cruza tu cuerpo, sintiendo tu aliento , … ¿No es maravilloso? Lo es, es maravilloso, fascinante, de una belleza incalculable, de un valor infinito, ser feliz es fácil si abrimos la puerta  y limpiamos las “gafas” .

Soy feliz. Muy feliz.Y doy gracias a éste mundo por brindarme ésta oportunidad única e irrepetible. Gracias. Gracias.
Gracias. Gracias. Gracias. Gracias … SOY FELIZ

Sarah Gibrán

 

El Blog alternativo

Todo va muy rápido, Matías de Stefano

 

matias d stefano

 

 

Hace ya unos 50 años, comenzamos a entrar con más fuerzas en las puertas energéticas de la Galaxia.

Antes de comenzar con la siguiente explicación, quiero hacerles recordar algo por si no lo saben o no lo recuerdan: ¿sabemos todos que hay muchos soles y que unos giran alrededor de otros? La Luna, un planeta muerto, gira alrededor de la Tierra (debido a una colisión sucedida hace millones de años, cuando aún no había vida sobre nuestro mundo), la Tierra, gira alrededor del Sol (período que dura todo un año), y nuestro sol, gira alrededor de otro sol, Sirius, y éste a otro más grande, Alcyone, y así, hasta el gran cúmulo de soles del centro de la galaxia, el corazón de nuestro sistema.

La Galaxia es un espiral, lleno de soles y estrellas, y estos soles se iluminan unos a otros. Entre ellos, hay millones de nebulosas, nubes de polvo, planetas muertos, asteroides, gases, que desvirtúan la luz. Estas nubes, hacen que cada miles de años, la luz de esos soles más brillantes, no iluminen a los soles más pequeños.

Nuestro sol, es uno de esos tantos pequeños, un Sol que está asomándose por entre las nubes. Cuando nuestro sistema solar, como el de muchos otros, comienza a atravesar el radio de luz de los otros soles, todo lo que antes estaba en la oscuridad de los soles pequeños, comienza a movilizarse, iluminándose.

¿Cuál es el proceso de Iluminación?

La Materia, ¿qué es?… Es un conjunto de diferentes grados de energía, es energía cósmica, es luz, vibrando muy fuerte, colisionando, chocando, ordenándose, generando formas, contextura, firmeza, materia… pero al fin y al cabo… luz, luz cósmica, energía pura, lo mismo forma todas las cosas que conocemos y desconocemos, lo que podemos ver, y lo que no vemos. Lo que nos hace una cosa u otra, vivos o muertos, espíritus, o humanos, lo que nos pone en Tercera Dimensión, o en Quinta, es simplemente la vibración de esa luz, de esa energía, que forma lo visible.

El grado de vibración puede ser bajo, estable, o rápido… a esos tres niveles de vibración de la materia, nosotros le llamamos: Pasado, Presente y Futuro. Ahora… ¿qué sucede si a esa luz estable… de presente… le agregamos de repente, muchísima cantidad de Luz? Luz a la cual no estamos acostumbrados en esta vida… luz de otros soles más lejanos, soles que para nosotros no son más que estrellitas.

Como una dosis de droga… todo comienza a alterarse… la energía deja de ser estable, y comienza a acelerarse, y colapsar… De vez en cuando, baja la vibración, y otras sube, en picos discontinuos, ya que aún las nubes tapan toda la luz de los soles.

¿Cómo vemos esto en nuestras vidas?

¡Todo se acelera! Habrán notado que los planes que tenían a largo plazo, ahora les pisan los talones… que cuestiones viejas, surgen de la nada, que el “tiempo” no les alcanza. Que sus ideas son más rápidas que sus acciones, o al revés.

Todo va mucho más rápido, porque hay más luz, incluso lo negativo se acelera, porque lo negativo también es luz, luz estancada, como agua de pozo ciego, y que ahora hierve… Si vemos bien las últimas décadas, los últimos 50 años, avanzaron mucho más rápido que los últimos dos siglos. Y hoy en día, los cambios son año a año, mes a mes. Nuestramente cambia, su concepción de las cosas.

Sociedad:

Hay y habrá muchos más divorcios, más bisexualidad, más huelgas, revoluciones, peleas, enfrentamientos, despidos, renuncias, desequilibrio en las bolsas de comercio, en las políticas, acelere imparable en la tecnología, en las ansias por conocer.

Individual:

Dolores físicos, dolor de cabeza, dolor ocular, malhumor, enfermedades que vienen o se van, picos de estrés, picos de felicidad, bipolaridad emocional y racional por momentos…

TODO SE ACELERA

Comienza una liberación de karmas a gran escala. Más energía comporta más alteración en los iones, lo que genera más tormentas… más cambio climático. Sequía, Inundaciones.

Todo se Acelera…

Y nosotros… ¿qué hacemos?

Esto es como una ola… no podemos ir en contra de la ola, debemos dejarnos arrastrar por la corriente si no queremos salir dañados.

Esta alteración de la materia, es la que abrirá nuestras conciencias en los próximos cincuenta años. Hay mucho que pasar en estos años, mucho que transformar, el tiempo será cada vez más rápido, y por eso, debemos tomarlo relajadamente. Debemos Respirar profundamente, siempre, cerrar los ojos en el caos, y seguir caminando.

Tengan en cuenta pues:

-Profunda y prolongada respiración y caminar mucho (o ejercicio suave: como yoga o algo tranquilo en sus casas)

-Permítanse estarse un rato largo al sol por las mañanas, recibiendo esta suave luz de energía

-Busquen una alimentación más equilibrada, acorde a sus energías (dietas, ayurvedas, etc.)

-Cúbranse de un enorme globo de luz, protegiéndose de los cambios bruscos del exterior.

Todo lo que se acelera, en un momento bajará la velocidad, nosotros tenemos que ser pilares fuertes durante estos tiempos de fuertes cambios, para que en el momento del desacelere, no nos caigamos todos.

Tengan en cuenta, que cuanta más luz ingieran y más se abran a la energía del cambio, su materia vibrará más relajadamente, y tomarán vuelo vibracional hacia la Cuarta y Quinta Dimensión, equilibradamente, pero para eso, deben disfrutar de la energía de Tercera Dimensión.

Esta ola de luz se mueve rápidamente: lancémonos suavemente a ella y nademos

Matías de Stefano

Las Críticas y Los Juicios

 

criticas

 

 

Si nos escuchamos cuando hablamos es probable que oigamos frases como estas:

· ¿Por que hay tantos malos conductores?

· Es que la gente es estúpida.

· Soy un perfecto imbécil.

· Lo haría si no estuviera tan gordo.

· Es la ropa más horrible que he visto en mi vida.

· Jamás podrán terminar ese trabajo.

· Es que soy un inepto.

· La gente de aquí es muy sucia.

· Mis vecinos son muy ruidosos.

· Nadie pide mi opinión.

· ¿No es increíble que ande con ese coche viejo?

· Tiene una risa repelente.

¿Suena así tu diálogo interno? ¿Tu voz interior está constantemente criticando? ¿Miras siempre el mundo con ojos críticos? ¿Te eriges en juez de todo? ¿Te pones farisaicamente como ejemplo?

Casi todos tenemos el hábito de criticar y juzgar tan arraigado que no nos resulta nada fácil deshacernos de él. Además, es el problema con el que hay que trabajar de inmediato, porque jamás llegaremos a amarnos realmente a nosotros mismos si nodejamos atrás la necesidad de agraviar a la vida.

De bebés, estábamos todos totalmente abiertos a la vida. Contemplábamos el mundo con los ojos llenos de asombro. A menos que algo nos asustara o nos hiciera daño, aceptábamos la vida tal como era. Después, al crecer, empezamos a aceptar las opiniones ajenas y a considerarlas como propias. Aprendimos a criticar.

Pregúntate:

1. ¿Cual era la pauta en tu familia?

2. ¿Que fue lo que, en cuanto a criticar, aprendiste de tu madre?

3. ¿Cuales eran las cosas que ella criticaba?

4. ¿Te criticaba a ti?

5. ¿Por que?

6. ¿Cuando se mostraba tu padre como un juez?

7. ¿Se juzgaba a si mismo?

8. ¿Como te juzgaba a ti tu padre?

9. ¿Criticarse unos a otros era una pauta familiar?

10. ¿Como y cuando se practicaba?

11. ¿Recuerdas cuando fue la primera vez que te criticaron?

12. ¿Como juzgaba tu familia a los vecinos?

13. En la escuela, ¿tuviste maestros que te brindaron apoyo y afecto?

¿O estaban siempre diciéndote cuales eran tus defectos?

14. ¿Empiezas a ver de donde puedes haber tomado ese modelo?

¿Quien fue la persona mas criticona entre las que había a tu alrededor cuando eras niño?

Quizás te hicieron creer que para crecer y cambiar es necesario que uno se critique a sí mismo. ¡Pero no estamos en absoluto de acuerdo con ese concepto!

Creo que las críticas nos encogen el espíritu. No hacen otra cosa que imponernos la creencia de que
somos unos inútiles, y por cierto que no hacen aflorar lo bueno que hay en nosotros.

¿No es asombroso el tiempo que te has pasado regañándote por la misma cosa? Y ese hábito no te ha traído ningún cambio positivo, ¿verdad? Exactamente. ¡Las críticas no funcionan! Sólo consiguen que uno se sienta mal. Entonces, disponte a terminar con esa costumbre.

Para que un niño crezca y florezca, necesita amor, aceptación y elogios. A la gente se le pueden mostrar maneras «mejores» de hacer las cosas sin hacerle sentir que la forma en que las está haciendo está «mal». El niño que llevas adentro sigue aún necesitando amor y aprobación. Prueba con estas frases:

• Te quiero y sé que lo estás haciendo lo mejor que puedes.

• Tal como eres, eres perfecto.

• Cada día te vuelves más encantador.

• Estoy de acuerdo contigo.

• A ver si encontramos una manera mejor de hacer esto.

• Crecer y cambiar es divertido, y podemos hacerlo juntos.

Estas son las palabras que los niños quieren oír, porque hacen que se sientan bien. Y cuando se sienten bien, es cuando mejor lo hacen todo. Se desarrollan maravillosamente.

Si tu hijo o tu niño interior está acostumbrado a oír constantemente que «se equivoca» o que «lo está haciendo mal», tal vez necesite bastante tiempo para aceptar esas palabras nuevas y positivas. Si tomas definitiva-mente la decisión de renunciar a las
críticas, y la mantienes, podrás conseguir milagros.

Concédete un mes para hablar en términos positivos con tu niño interior. Usa las afirmaciones que acabo de sugerirte y haz una lista con las propias. Lleva contigo una lista de esas afirmaciones.

Cuando te des cuenta de que te estás poniendo criticón, saca la lista y léetela dos o tres veces. Y mejor aún será si lo haces en voz alta y frente a un espejo.

¿No es asombroso el tiempo que te has pasado regañándote por la misma cosa? Y ese hábito no te ha
traído ningún cambio positivo, ¿verdad? Exactamente. ¡Las críticas no funcionan! Sólo consiguen que uno se sienta mal. Entonces, disponte a terminar con esa costumbre.

Para que un niño crezca y florezca, necesita amor, aceptación y elogios. A la gente se le pueden mostrar maneras «mejores» de hacer las cosas sin hacerle sentir que la forma en que las está haciendo está «mal». El niño que llevas adentro sigue aún necesitando amor y aprobación.

• Te quiero y sé que lo estás haciendo lo mejor que puedes.

• Tal como eres, eres perfecto.

• Cada día te vuelves más encantador.

• Estoy de acuerdo contigo.

• A ver si
encontramos una manera mejor de hacer esto.

• Crecer y cambiar es divertido, y podemos hacerlo juntos.

Estas son las palabras que los niños quieren oír, porque hacen que se sientan bien. Y cuando se sienten bien, es cuando mejor lo hacen todo. Se desarrollan maravillosamente.

Si tu hijo o tu niño/a interior está acostumbrado a oír constantemente que «se equivoca» o que «lo está haciendo mal», tal vez necesite bastante tiempo para aceptar esas palabras nuevas y positivas. Si tomas definitiva-mente la decisión de renunciar
a las críticas, y la mantienes, podrás conseguir milagros.

Concédete un mes para hablar en términos positivos con tu niño/a interior. Usa las afirmaciones que acabo de sugerirte y haz una lista con las propias. Lleva contigo una lista de esas afirmaciones.

Cuando te des cuenta de que te estás poniendo criticón/a, saca la lista y léetela dos o tres veces. Y mejor aún será si lo haces en voz alta y frente a un espejo.

 

“Amate a ti mismo” Louise Hay.

Escapar de Uno Mismo

huellas

“Hay una reveladora historia acerca de un monje que vivía en el desierto egipcio y al que las tentaciones atormentaron de tal modo que ya no pudo soportarlo. De manera que decidió abandonar el cenobio y marcharse a otra parte. Cuando estaba calzándose las sandalias para llevar a efecto su decisión, vio, cerca de donde el estaba, a otro monje que también estaba poniéndose las sandalias. ¿Quién eres tu, preguntó al desconocido?   Soy tu yo, fue la respuesta. “Si es por mi causa por lo que vas a abandonar este lugar, debo hacerte saber que,  vayas  adonde vayas, yo iré contigo.”  Anthony de Mello

Si nos observamos detenidamente en el quehacer habitual de nuestras vidas descubriremos que no nos gustan muchas de las situaciones que nos toca vivir. Como no nos gustan, intentamos escapar de ellas evitando la situación, el conflicto, la confrontación y la tensión que esas situaciones nos provocan. Cambiamos de pareja, el “profe” me tiene manía, el jefe me la tiene jurada, etc.
etc.

Esta tendencia a ver el problema en los demás nos coloca en una situación de víctimas y de irresponsabilidad respecto nuestra vida. Como la culpa es siempre de los demás, no nos tenemos que esforzar en cambiar nada de nosotros. Pero no importa si cambiamos de ciudad, pareja, trabajo, amigos, conflicto, etc.  Ese sentimiento de victimismo e injusticia continúa con nosotros siempre y va aumentando.

Podemos pasarnos toda la vida huyendo de todo hasta que aceptemos que no podemos huir de nosotros mismos. Debemos dejar de culpar a los demás de lo que nos sucede. Nuestra reacción ante los acontecimientos de la vida depende únicamente de nosotros y  en nuestras manos está el dejar de huir y aceptar los retos de la vida. Este puede ser el primer paso seguro hacia un auténtico crecimiento personal.

 

Fuente: Pensamiento Consciente

Más de Anthony de Mello

El Poder de las Palabras

 

palabras

 

 

A lo largo del día conversamos con quienes nos rodean: pareja, hijos, padres, hermanos, amigos, compañeros de trabajo, alumnos, vecinos, desconocidos…Incluso hablamos solos en un inacabable dialogo interior. Todo el tiempo estamos hablando. Se nosconoce por lo que hablamos, por nuestra parquedad, por las cosas que decimos, y se nos juzga por la calidad de nuestra conversación.
Juzgamos a las personas por lo que dicen, porque las palabras revelan de una forma clara la energía que mueve a aquella persona. Cada palabra que decimos puede poseer una fuerza o energía distinta a las demás en función de aquello que queremos transmitir.

Así a modo de ejemplo podemos encontrarnos con algunos de los siguientes casos:

Hablar sin haber escuchado al otro. En estre caso nuestra personalidad es tan fuerte que no deja espacio para que escuchemos a los demás. Es una respuesta egoísta y emocional, y demuestra poca permeabilidad a escuchar y reflexionar
sobre las propuestas ajenas. La mayoría de conflictos aparecen debido a que no nos tomamos el tiempo necesario para interpretar
y escuchar al otro. Podemos aprender a escuchar y a estar más recepcivos a aquello que nos digan los demás.

-Hablar para herir, burlar o criticar a otro. Este es un recurso muy utilizado por casi todas las personas. Ignoramos que los demás son un espejo de aquello que no nos gusta de nosotros mismos y desperdiciamos nuestra energía burlándonos de los demás. No es constructivo y no aporta elementos conscientes a nuestras relaciones a nuestra vida y además consume la mayor parte de nuestra energía creativa. Podemos evitar esta lacra y conseguiremos descargar y purificar nuestro ser interior de esta polución astral.

Hablar enfadado o subido de tono. Cuando nos enfadamos o perdemos el control tal vez decimos cosas que no deberíamos decir o en un tono que no es el apropiado. Podemos decir aquello que se tiene que decir sin chillar y con un tono correcto sólo hace falta poner un poco más de atención en nuestras palabras. La ofensividad en las palabras hiere y demuestra una obsoluta falta de
control interno.

Hablar demasiado. La charla desordenada y desbocada está por todas partes. Se presupone que debemos estar a todas horas hablando con los demás y esto no es del todo cierto ni correcto. Hablar comporta el uso de nuestras energías. Si hablamos de cosas banales y sin sustancia nuestro ser interior se imprega de ello y pierde vida. Es necesario hablar de aquello que es necesario y nos eleva. Es bueno decir solamente aquello que el otro necesita oir y nunca demasiado para no llegar a ser pesado. No es agradable oir a alguien que sólo habla de él. Evita aquella conversación que gire alrededor de tu personalidad o la de cualquier otra persona.

Hablar usando estrategias para ganar las discusiones. ¿Qué nos mueve a querer ganar siempre las discusiones?¿Qué queremos demostrar con eso? ¿Tal vez una falta en nosotros mismos? No es necesario demostrar nada a nadie. Las conversaciones deben ayudarnos a crecer si las usamos para afianzar nuestra autoestima no dejamos espacio para que nuestro Ser interior se exprese y aprenda.

Sentirse herido al hablar. La susceptibilidad excesiva no es recomendable al entablar una conversación. Hemos de trasladar el foco de nuestra conciencia a nuestro Ser interior y no a nuestros sentimientos. Si estamos pendientes únicamente de cómo nos herirán los demás no estaremos receptivos al amor, al respeto mútuo o a crecer con las relaciones y perderemos infinidad de ocasiones únicas para nuestro autodesarrollo.

EJERCICIO
DE AUTOEVALUACIÓN

Os proponemos un ejercicio de autoevaluación. Escuchate atentamente cuando te acerques a hablar con alguien. ¿Qué percibe la gente de tu parte?¿Un policía de censura?¿Un egocéntrico?¿Un manipulador? O, por el contrario, alguien flexible o respetuoso, un aprendiz que comparte su sabiduría abierta y humildemente. En el mundo todo funciona con palabras. Si sabemos hablar con las palabras y la actitud correcta haremos de este mundo un mundo consciente donde cada ser humano use utilice este sagrado don para mejorar continuamente y difundir el don del amor.

Recordemos que el sabio debe aprender a estar silencioso ante el mal, sin perder tiempo en quejar inútiles y en demostraciones de dolor y sin perder su energía en palabras. Sin embargo, debe hablar cuando es necesario el estímulo, emplear la palabra con fines constructivos, expresar la fuerza del amor en el mundo. El control de la palabra puede ser una meta fácil que cada uno de nosotros puede ponerse a hacer a partir de ahora mismo. Un corazón bondadoso puede controlar una lengua desatada.

Desapegarse de los Apegos, Neale Donald walsch

 

 

donald walsch

 

A menudo he declarado que “Todo sufrimiento es el resultado del apego. Todo apego es el
resultado de una idea equivocada de quién y qué somos y de por qué estamos aquí en la tierra”.

Y a menudo continúo diciendo: “No es fácil mantenerse alejado de los apegos.” Y no lo es… a menos que lo
sea.

Lo que lo hace fácil para nosotros desapegarnos de personas, lugares y eventos que llenan nuestras vidas es una profunda conciencia de Quiénes Somos y cuál es nuestro propósito al vivir esta vida. Conversaciones con Dios ha dejado esto claro para mí. En términos muy claros se hizo evidente para mí que yo no soy mi cuerpo. Mi cuerpo no es algo que yo soy, es algo que yo tengo.

 

donald walsh2

 

Quiero decirles que estoy muy apegado a mi cuerpo, y que no es fácil para mí entender que yo soy algo más que eso.
Esta idea de que yo existo – el “yo” de “mí” que “yo soy” – completamente aparte y separado del cuerpo es una noción que se siente completamente ajena a mi experiencia… excepto cuando no lo es. He tenido momentos en mi vida cuando ha sido muy claro para mí que mi cuerpo no es más que una herramienta que yo uso en la creación de mi experiencia en-el-momento. Sin embargo, estos momentos han sido la excepción y no la regla. En la mayoría de los momentos de mi vida he andado por ahí pensando que el cuerpo que tengo es el “yo” que soy Yo.

Cuando estoy residiendo en un lugar de suficiente sabiduría para entender que esto no es verdad, otras personas que
viven conmigo y cerca de mí me dicen que he pasado a un estado alterado de conciencia. Esto es exactamente lo que tenemos que hacer si queremos pasar a un lugar en donde estamos menos apegados a las cosas que son exteriores al Yo.
Debemos pasar a un estado alterado de conciencia. Debemos ir a un lugar de mayor conciencia. Debemos elevarnos y expandir nuestra experiencia de quienes somos.

Cuando yo sé lo que realmente soy y cuando entiendo profundamente lo que estoy haciendo aquí, me siento más y más
desapegado de las personas, lugares y acontecimientos de mi vida física cotidiana. La vida que existe fuera de mi Yo Interior es magnética. Tira y me atrae hacia ella. Me aspira y me absorbe hacia ella. Pronto, me pierdo en el laberinto y no puedo encontrar la salida.

Hasta que puedo.

Lo que me hace ver lo que es verdad y salir del laberinto es la elevación de mi observación. Yo, literalmente, me
elevo por encima del paisaje de mi momento presente, mirando hacia abajo desde un lugar lejano y distante, viéndome a mí mismo en él, pero no de él. “Estar en el mundo, pero no ser del mundo” es la meta de todo buscador espiritual. Es el lugar donde reside toda maestría espiritual.

Voy a utilizar cualquier dispositivo a mi disposición, cualquier herramienta a mi alcance, para lograr esta elevación
de la observación. Voy a leer. Voy a escribir. Voy a hablar. Voy a escuchar. Voy a caminar a través del momento. Voy a permanecer sentado en él. Voy a rezar, voy a meditar, cavilar; voy a cantar, voy a bailar, voy a reír, voy a llorar; voy a
hacer todo lo posible para enviarme a mí mismo a un nuevo lugar, un lugar donde puedo estar libre del miedo que ser humano ha impuesto sobre mí.

Ahora, aquí está el tema…

Me gustan mis apegos. Así que tengo que encontrar una manera de ser selectivo sobre las cosas de las cuales
desapegarme. Por lo menos al inicio. Por lo menos al principio. Creo que si intento desapegarme de todo de una sola vez me pondré en un lugar muy malo. Pues ya me distanciaría yo mismo del corazón de quien soy, o me derrumbaría de dolor por todo lo que se sentiría como si lo hubiera “perdido”.

Así que tengo que hacer una lista de todas las cosas a las que estoy apegado – y ésa va a ser una lista muy larga, en
verdad. Y tengo que decidir de qué quiero desapegarme primero. Para ser honesto, creo que ya lo he decidido. Creo que quiero desapegarme, en primer lugar, de todos mis dramas, todas mis “historias”, todos mis falsos pensamientos sobre la
vida y cómo es, y sobre todo, de toda mi necesidad de permanecer oculto – y de utilizar cuentos y mentiras como una forma de hacerlo.

Dicho de otra manera, creo que tengo que ser totalmente transparente. Se trata de completa visibilidad. Se trata de
vivir en integridad. De lo que tengo que desapegarme es de mi “historia” fabricada acerca de quién soy y qué quiero, luego empezar a vivir la vida desde un lugar de absoluta autenticidad. Lo que estoy descubriendo es que he estado
increíblemente apegado a mi “idea” acerca de mí mismo, y todo lo que vaya en contra de esa idea o la contradiga de alguna manera, me apresuro a ocultar o encubrir con una “pequeña mentira blanca”.

Porque no sólo debo desapegarme de la idea que tengo de mí mismo, sino también de la idea que ustedes tienen de mí.
Dije que éste era el principio del desapego, pero a mí me parece, mientras me oigo pensar en esto, que en realidad es lo último en desapego. Así que, tal vez, en este sentido, el principio es el fin y el fin es el principio. Y, como con todo lo demás en la vida, el proceso entero es un círculo.

En cualquier caso, ahí es donde tengo que comenzar mi proceso de desapego. Tengo que desapegarme de mis dramas,
desapegarme de mis historias, y lo más importante de todo, desapegarme de mi Yo Fabricado… de manera que pueda revelar mi Yo Verdadero al “yo” que soy Yo, por fin.

Dijo Shakespeare, y tenía razón: “Sé fiel a tu propio ser y entonces sucederá, como la noche sigue el día, que no
podrás ser falso con nadie.”

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: